Escribir sobre fórmulas de éxito en un vendedor es complicado y, además, existen muchos artículos al respecto, por este motivo, es arriesgado atreverte a dar consejos. A pesar de todo, es cierto que existen algunos elementos característicos que ayudan a convertirse en un vendedor de éxito o, por lo menos, te acercan a esa excelencia que todos deseamos.

Los 4 elementos que te pueden ayudar a ser ese mejor vendedor son los siguientes:

1. Disponer de un reto y aceptarlo.

Está claro que, sin un reto, un objetivo o una meta es imposible saber hacia dónde dirigirse cuando vas a vender. En ocasiones, te puede causar cierto estado de ansiedad, para ello, deberás trazar ciertas estrategias como un mejor control emocional, aceptar tareas desafiantes y, por supuesto, estar entrenado para conseguir este reto. Un consejo práctico es: no recuerdes las veces que has fallado y focalízate en recuerdos en los que has tenido buenos resultados. La técnica del anclaje en estas ocasiones te puede servir para evitar estas situaciones.

En todo caso, seguro que encuentras situaciones en las que has tenido experiencias positivas similares de tu pasado de modo que puedas sentir confianza y tranquilidad para ayudarte en el momento presente y, recuerda, asocia ese momento de éxito con una emoción positiva: alegría, placer, bienestar…

2. Controlar el diálogo interior.

Todos tenemos un diálogo interior que nos habla, en algunos casos nos da consejos positivos, pero, en otras ocasiones, nos limita en nuestras acciones. Una estrategia consiste en dominar ese diálogo interior que se presenta durante la adversidad.

Quizás tu “voz interior” te dice:

– “Hoy no es tu día, vuelve a intentarlo mañana…”.

– “El cliente no estaba de buen humor…”

– “No había sintonía con mi interlocutor…”.

– “La información que le he expuesto no era de su interés…”

Es importante que mantengas tu mente “despejada” de este diálogo, no puedes permitir que los impulsos se apoderen de ti y te influya en tu ciclo de ventas o en tu vida personal.

Algunas claves para mantener tu energía alta en estos casos son: cambiar tu discurso interior, verbaliza en positivo, ten en cuenta que tú eres el responsable de cómo respondes o de cómo interpretas las experiencias… pero no necesariamente eres la causa de la experiencia en sí. Otro aspecto importante es aceptar el rechazo como parte de nuestra experiencia en las ventas.

3. Celebrar las victorias.

De la misma forma que hemos visto situaciones en las que existen dificultades en las ventas para entablar un diálogo con éxito sin que existan frenos ni interferencias, responder al éxito cuando las victorias se presentan o algo positivo sucede genera un bienestar emocional que refuerza las conexiones neuronales y fortalece nuestra autoestima.

Existen muchos ejemplos en el mundo del deporte, no así con la misma asiduidad en las ventas, en la forma de celebrar los éxitos y cómo los compañeros se animan, al final, están orientados a los logros. Te animo a utilizar esta técnica ya que es una de las más poderosas que existen y de las menos utilizadas. Disfruta con lo que haces igual que lo hacías en tu infancia.

4. Define tus intenciones y expectativas.

Ayudarte a visualizar tus intenciones y expectativas puede marcar la diferencia entre el éxito y la frustración. Esta estrategia en ventas significa que estás validando un estado de ánimo para realizar tus gestiones con los clientes.

Existen investigaciones según las cuáles nos muestran que, si piensas que serás un pesado al hacer una visita de ventas a un cliente, probablemente, estés en lo cierto. Pero si piensas que tu interlocutor nos recibirá correctamente y tenemos una conversación de ventas fructífera, nuestra mentalidad nos dirá que también estamos en lo cierto. Por tanto, como moraleja de este elemento: tus expectativas determinarán tus resultados.

Estos elementos son algunos de los más importantes para tu desarrollo personal y profesional en tu camino como vendedor de éxito. Añádele el condimento de un buen manejo de las objeciones en las ventas, uno de los obstáculos más grandes y principal factor para convertirse en vendedor y evitar los miedos, siempre presentes, junto con un buen manejo de la gestión emocional.

En resumen, recuerda: “si quieres puedes, en tu interior está toda la fortaleza necesaria para vencer tus miedos y controlar tus emociones para convertirte en un vendedor de éxito”.

Y tú, ¿qué opinas?

Si crees que te puede ayudar en algo, no dudes en consultarme.

Aimar Martinez – Coaching de empresas Contáctame

×
Hola

¿Te puedo ayudar en algo?