En los últimos tiempos estamos leyendo sobre diferentes tipos de inteligencia: empresarial, conversacional, ejecutiva, etc. En este caso, el objetivo es conocer mejor qué es la inteligencia comercial y cuáles son las aportaciones a la labor comercial.

Si bien es cierto que la inteligencia conversacional está muy ligada a las conversaciones entre individuos llevan a que ambas personas desarrollen un proceso de cambio mental y, por tanto, también, a nivel neuropsicológico, la inteligencia comercial se centra en la adquisición y aplicación de conceptos para la creación y mejora en los procesos comerciales, este sería el nexo en común de ambas inteligencias.

Algunos de los problemas de las actuales empresas son:

– Falta de ventas.

– Falta de vendedores profesionales.

– Temen cerrar por no saber cerrar, ni resolver objeciones.

– No tienen un coach comercial.

– No tienen un presupuesto de publicidad.

– Ya lo saben todo, ¡dejan de aprender!

La inteligencia comercial es la suma de conocimientos que nos ayuden a disponer de un departamento comercial preparado para actuar ante la coyuntura de los mercados actuales y disponer de un sistema de información adecuado para actuar en todas las variables con el fin de obtener mejores resultados.

Los beneficios de tener un sistema con inteligencia comercial ayudarían a solucionar gran parte de estos problemas en las organizaciones. Como dice Lluis Bassat, padre de la publicidad, para estar a la altura de nuestros consumidores o clientes potenciales, debemos saber tanto de ellos como del producto o servicio que vendemos, además de conocer a nuestra competencia.

¿Qué podemos sacar de conclusiones para implementar la inteligencia comercial?

1. Disponer de información actualizada sobre nuestros clientes, competencia y nuestro producto o servicio.

2. Crear una red comercial basada en la aportación de valor al cliente.

3. La sinceridad como valor fundamental del departamento comercial.

4. Creatividad y nuevas formas de trabajar para conseguir resultados diferentes y duraderos.

Utilizar estos recursos, ordenarlos y ponerlos a disposición de la organización alineados con la visión y la misión, forma parte de la estrategia de integración de la inteligencia comercial.

Espero que te sirva como guía de referencia.

Si crees que te puede ayudar en algo, no dudes en consultarme.

Aimar Martinez – Coaching de empresas Contáctame

×
Hola

¿Te puedo ayudar en algo?